Archivo de categoría Música en Irlanda

PorSamuel

Mamoplastia en agenda: ¿cuándo hacerla si estás en una banda musical?

Hay mujeres de todos los tipos que desean practicarse una cirugía de aumento de senos, conocida como mamoplastia. No importa el origen, la etnia y tampoco la ocupación laboral: si estás en una banda musical a tiempo completo, sigue siendo perfectamente posible planificar una cirugía de este tipo, especialmente si se usan implantes de calidad como los de Motiva, que es una empresa que ofrece asistencia a las mujeres que deseen someterse a este proceso desde los implantes hasta los mejores médicos.

En las bandas musicales, el tiempo libre casi no existe. Cuando no se está grabando, se está promocionando o presentando en diferentes lugares. Ante eso, pensar que se puede sacar tiempo para una cirugía estética parece difícil, pero con planificación todo es posible.

Siempre hay que cumplir el reposo

El principal problema respecto al tiempo no está en lo relativo a la cirugía en sí, sino al reposo postoperatorio. Mínimo son 21 días de reposo necesarios en los que la mujer debe reponerse por completo, para evitar cualquier problema que pueda surgir de forma innecesaria. Este es el tiempo mínimo que hay que planificar si estás en una banda, por lo que podrás aportar mientras dure el reposo, pero de forma externa.

Consulta con tu médico y con la banda

En la agenda, las mejores opciones para planificar una cirugía estética, con implantes mamarios como los de Motiva, son luego de terminar una gira y antes de comenzar con un nuevo proyecto o también durante un receso temporal. Es importante que, independientemente de las alternativas, sea una decisión consensuada tanto con tu cirujano estético, como con los demás compañeros de la banda, para no perjudicar ninguna de las dinámicas laborales existentes ya. Además, el contacto con el público puede ser un buen estímulo para una pronta recuperación.

PorSamuel

Instrumentos típicos de Irlanda

La música tradicional irlandesa se caracteriza, entre otros elementos, por el uso de ciertos instrumentos que hacen a su sonido tan particular. Algunos de ellos son exclusivos de la isla, otros se pueden encontrar en otras músicas de europa y el mundo, y algunos incluso han sido incorporados de otras tradiciones e incluidos en el sonido característico de la música irlandesa.

Entre los instrumentos de viento se encuentran algunos de los más característicos e importantes de esta tradición musical, entre ellos distintos tipos de flautas y gaitas, siendo las más características el tin whistle y la gaita irlandesa, conocida también como Uillean pipes. Este instrumento es uno de los que caracterizan a la música irlandesa de otras tradiciones musicales célticas.

Los instrumentos de cuerda son el otro pilar de la música tradicional irlandesa. La gran protagonista es, por supuesto, el harpa, que incluso está presente en el escudo de armas del país. El violín tradicional o fiddle es también muy importante desde hace siglos, mientras que a partir del siglo XX se incorporaron otros instrumentos como la guitarra española, el banjo, la mandolina y el bouzouki, además de la guitarra y bajo eléctricos propios de la fusión con el rock y el pop.

El instrumento de percusión más característico es el bodhrán, un tambor que se expandió a otros géneros de música celta en las últimas décadas, y al que se han unido recientemente otras percusiones, especialmente de origen africano o afro-caribeño.

Finalmente cabe destacar la importancia del acordeón, sobre todo en la tradición de canción popular, y especialmente la concertina, un pequeño instrumento de fuelle que incluso goza de su propio festival en la ciuidad de Ennis. En las últimas décadas, teclados y sintetizadores también se incorporaron al sonido de la música tradicional irlandesa.

PorSamuel

Cuatro grandes bandas de música tradicional irlandesa

La música folklórica irlandesa, o «trad», como se la conoce normalmente en la isla, tiene referentes de gran renombre a nivel nacional e internacional. Ya sea en sus variantes más puristas o de fusión, nombres como The Chieftains, The Dubliners o Enya son reconocidos por su larga trayectoria.

He aquí cuatro bandas imprescindibles.

Clannad

Capitaneados por la cantante y arpista Moya Brennan y su familia de músicos, junto con los hermanos Duggan, este grupo es una de las claves de la música irlandesa de los últimos 50 años. Procedente de la pequeña localidad de Gweedore, en Donegal, Clannad fue uno de los primeros grupos que unió tradición con modernidad, y disfrutó de una gran popularidad durante la década de 1980. Una de las hermanas de la familia Brennan saltaría a la fama mundial durante la década siguiente con el nombre de Enya.

Planxty

Uno de los grupos más importantes del revival irlandés de los años 70, Planxty fue crucial en el desarrollo de la nueva música tradicional de Irlanda tal y como se la conoce en el mundo hoy en día. Formado en el condado de Kildare en 1972 por Christy Moore, Andy Irvine, Dónal Lunny y Liam O’Flynn, la banda sufriría varios cambios de integrantes y dos separaciones a lo largo de su carrera. También estuvieron conectados con varios de los grupos más importantes de su generación, como The Bothy Band, Sweeney’s Men o Relativity, entre otros.

Nightnoise

Formada a partir de las cenizas de la influyente agrupación The Bothy Band, Nightnoise fue fundada en 1984 por Mícheál Ó Domhnaill, guitarrista de larga trayectoria en el mundo de la música tradicional. Junto al norteamericano Billy Oskay y una serie de colaboradores, que incluyeron a sus hermanas Tríona y Maighread, Nightnoise sería uno de los grupos más improtantes en la popularización de la música tradicional y su fusión con otros estilos, especialmente durante las décadas de 1980 y 1990.

Altan

Otro grupo proveniente del condado de Donegal, en el extremo noroeste de la isla, Altan fue fundado por Mairéad Ní Mhaonaigh y Frankie Kennedy en la década de 1980. Luego de grabar el disco Ceol Aduaidh en 1983, el dúo finalmente adoptaría el nombre Altan y con él se lanzaría a una larga carrera que los llevaría a firmar con el sello multinacional Virgin. Luego de la muerte de Kennedy en 1994, Ní Mhaonaigh seguiría grabando con diferentes formaciones, llevando adelante el legado del grupo a una nueva generació de músicos irlandeses.

PorSamuel

La música tradicional en Irlanda

La isla de Irlanda, y en las últimas décadas más específicamente la República de Irlanda, es una tierra con una larga y rica tradición musical, que se remonta probablemente a miles de años. Ya en la Edad Media existen amplios registros de una gran actividad musical, especialmente aquella conectada con la presencia religiosa en la isla. A partir de entonces, artistas irlandeses en la tradición europea han sido reconocidos a nivel mundial.

Sin embargo, es en el ámbito de la música popular donde Irlanda se ha destacado, dejando una marca indeleble en el panorama musical de Europa y del mundo. Especialmente desde el siglo XIX y comienzos del XX, de la mano del renacimiento cultural irlandés que se dio también en el ámbito de las letras, la lengua y la política, la música tradicional irlandesa ha experimentado una gran popularización, ya sea dentro del territorio de la isla, entre comunidades de la diáspora y en el mundo musical en general.

La música tradicional desde la antigüedad al siglo XX

Existe amplia documentación de la música tocada en la isla antes del siglo XX, especialmente en lo que se refiere a la instrumentación; varios instrumentos de viento, flautas, gaitas y hasta tipos de violines, ya eran comunes incluso en la Edad Media temprana.

Muchos de estos instrumentos permanecieron como parte fundamental de la tradición musical de la isla, sobreviviendo a cambios, guerras e invasiones, y llegaron hasta los siglos XIX y XX como elementos inherentes no solo a la música irlandesa, sino incluso a la identidad cultural de la nación, algo que puede verse claramente en el escudo de armas de Irlanda, un arpa céltica.

Después del gran «revival» durante el cambio de siglo a comienzos del XX y después de la independencia del país, sería en las décadas de 1960 y 1970 cuando finalmente aparecería la gran explosión de música tradicional irlandesa que llega hasta nuestros días. Este movimiento terminaría influenciando a todos los músicos irlandeses posteriores, no solo de música tradicional, sino también a artistas de otras regiones de raíz céltica, como Escocia, Bretaña o incluso Galicia.